MÚSICA

DANZA

TEATRO

PATRIMONIO

ENLACES

AUTOR

CONTACTO

MÚSICA COREANA


-"Historia de la Música Coreana", por Song Hye-jin

(publicado originalmente por NCKTPA, Seúl, Corea)



Período Joseon (1392-1910)


VII. La Herencia Musical de los Reinados de Sejo y Seongjong


La Publicación del Akhakgwebeom y la Invención de Hapjabo de Seong Hyeon


El trabajo de revisión y mantenimiento de la música fue básicamente terminado hacia finales del reinado de Sejo. Durante el reinado que siguió, el de Seongjong, el foco cambia hacia el correcto mantenimiento de los logros anteriores y al registro de estos. Sobre el rico suelo musical creado durante los reinos de Sejong y Sejo, se construyó un nuevo centro de la música nacional, el Jang-agwon, siendo tan solo un ejemplo de las altamente entusiastas políticas musciales de manos del rey Seongjong. Durante este período, el más estable de la cultura musical del período Joseon, el sonido de la música nunca desapareció del palacio y de las calles de Seúl; los intelectuales disfrutaron de las interpretaciones de músicos que se daban incluso ante la presencia de tan solo tres invitados. Si la flor de la cultura musical de Joseon había florecido durante la época de Sejong y Sejo, el reinado de Seongjong fue la época sublime de la flor en su plenitud.


Durante esta época, Seong Hyeon (1439-1504) escribió el Akhakgwebeom, una herencia cultural igual, si no superior, a cuqluier otra en la historia coreana, e incluso universal. De estos logros asombrosos en la invención de Hapjabo, la inscripción sobre la técnica de interpretación que se encuentra en la parte superior de una partitura musical.


Como hijo de una notable familia, aprendió a tocar el Geomun-go desde muy temprano, y disfrutaba de la música día y noche. Su comprensión de la música fue instrumental en su habilidad para llevar una vida competente al tiempo que llevaba acabo las dificiles obligaciones del Jang-agwon -Instituto Real de Música.


Uno de sus logros más altamente apreciados es la escritura del Akhakgwebeom. Po supuesto este libro no fue escrito exclusivamente por Seong Hyeon sino también por sus oficiales subordinados en el Jang-agwon, tales como Park Gon, Kim Bokgeun y Shin Malpyeong. Sin embargo, el conocimiento excepcional de Seong Hyeon sobre la música jugó un papel vital en su composición.


Planeado y escrito con el concepto de que “al igual que una partitura muestra la longitud de una nota y un dibujo ayuda a mostrar la forma de un instrumento, un libro mostrará la forma en que se toca la música”, el Akhakgwebeom registra con detalle el uso de Hyang-ak, Dang-ak y A-ak de la época, al igual que puntos fundamentales en su contenido. Adicional a esto habían descripciones de instrumentos y aspectos para la presentación musical, completas con el proceso de su producción. A través de este lirbo se garantizó la preservación segura de la música del período Joseon; incluso después de que los instrumentos se dañaran y cesaran la interpretaciones musicales con las numerosas invasiones extranjeras luego del final del período Joseon, la cultura musical podía ser revivida de acuerdo con los detalles encontrados en el Akhakgwebeon. Las descripciones detalladas de los procesos de producción de diferentes instrumentos y de objetos para la presentación son hasta la fecha usados como referencias importantes.


Hapjabo fue otro de los logros de Seong Hyeon; concebido luego de examinar pescrituras musicales locales y extranjeras, Hapjabo fue empleado para registrar “la esencia de la música lo cual no puede ser expresado en palabras o imagenes”. Seong Hyeon consideraba que su creación podría servir para mostrar la velocidad, longitud y afinación de las notas, e incluso como método para tocar las obras musicales, “una forma de notación que permite la interpretación de la música incluso en la ausencia de un mentor”.


El Hapjabo de Seong Hyeon ganó seguidores no solo entre los múscios profesionales sino también entre la gente educada que quería aprender la música como un arte, y hacia mediados del período Joseon surgieron muchas partituras escritas por miembros de las clases intelectuales. De esta forma el Akhakgwebeom fue una contribución a la política musical pública del estado y el Hapjabo a su vez contribuyó a la cultura musical aristócrata al igual que a la de palacio.


Por otro lado, su libro Yongjaechonghwa consiste de numerosos registros conectados con la música, que proporcionan una ventana hacia la cultura musical del reinado de Seongjong.

MÚSICA