MÚSICA

DANZA

TEATRO

PATRIMONIO

ENLACES

AUTOR

CONTACTO

La Música Ritual Chamánica en Corea

por Lee Yong-shik


Capítulo 3. Instrumentos e Intérpretes Rituales


3.3. Intérpretes rituales: los Chamanes


3.3.1. Maemuri Mansin


  Mi principal informante, Maemuri Mansin, tomó su apodo a partir de su primer nombre. Tal derivación para un apodo no es una costumbre en el círculo chamánico de Hwanghae; la mayoría de apodos de los chamanes de Hwanghae se derivan de su lugar de residencia y de sus ocupaciones anteriores (ver Apéndice 1). Maemuri Mansin nació el 2 de septiembre de 1939 en Haeju, la ciudad más grande en la provincia de Hwanghae. Ella nació en una familia pobre que tenía solo unos pocos arrozales y tuvo que dejar la escuela a los 9 años debido a una enfermedad misteriosa. En ese momento todos en la aldea reconocieron que ella había sido "agarrada por los espíritus" debido a que ella podía hablar sobre la suerte de otros. Su madre la llevó donde un chamán de la aldea quien declaró que su enfermedad era causada por espíritus malvados. Ella recibió el ritual de iniciación pero no siguió la vocación de chamán porque en esa época nadie de su familia quería que ella se convirtiera en chamana. Ella cuenta:


  No me di cuenta que estaba poseída porque no había nada de buri (sangre de chamán) en mi familia. Me sorprendí mucho cuando me diagnosticaron que estaba poseída porque pensé que no tenía sin-gi (energía espiritual). Como puede ver no soy una persona con mucha actividad.


  Los coreanos creen que un chamán nace para ser chamán con sangre de chamán en su familia. Sin embargo, recientes investigaciones prueban que no existe tal tipo de sangre en cada chamán y que algunos chamanes provenían de familias prestigiosas. El concepto de sin-gi es una característica que describe el reclutamiento de un chamán. Los coreanos creen que un chamán tiene mas sin-gi que la gente común.


  El término sin-gi es una palabra compuesta por sin (dios) y ki/gi (energía o activación). Sin embargo el término sin no está limitado solamente a la descripción de aspectos espirituales. Cuando la gente está excitada o emocionada los coreanos dicen "sin natta" (natta quiere decir "sucedió", "ocurrió") o "sin baram bunda" (baran significa "viento" y bunda, "soplo"). Aquí sin es "energía vital. Un espíritu libre es un espíritu vivo" (Chae H.W. 1997: 150). Cho Dong-il define gi como "el principal componente que expresa la "activación" por la cual el hombre, junto con todas las cosas en el universo, logran el equilibrio". (1997: 72). Por tanto, el concepto de sin-gi no se aplica exclusivamente al chamán. Cuando una persona posee una creatividad o talento excepcionales en artes escénicas tales como música y danza, los coreanos dicen que él o ella tienen un sin-gi excepcional. En otras palabras, las artes escénicas coreanas reverberan con esta energía creativa del sin-gi.


  Y Maemuri Mansin dice:


  De cualquier forma recibí el ritual de iniciación pero no quería llegar a ser una chamana. Ser una chamana es tan vergonzoso porque los chamanes son marginados. Nadie quiere llegar a ser un chamán.


  De hecho, incluso si a una persona se le diagnostica que sufre de enfermedad espiritual, él o ella tratarán de evitar la vocación (ver Kim-Harvey 1979; Kendall 1985: 57-65). Maemuri Mansin dice que es "solamente el deseo del Cielo lo que hace a un chamán".


  Maemuri Mansin vino a la isla Deokjeok durante la Guerra de Corea. La isla fue uno de los refugios de la gente de Hwanghae luego de dejar su tierra natal durante el régimen comunista. Ella se casó con el capitán de un barco, el sr. Jeon, cuando tenía 19 años de edad. Sin embargo el ritual de iniciación que le hicieron a muy temprana edad no curó su enfermedad completamente. Con frecuencia sufrió de una enfermedad misteriosa y soñaba con las visitas de espíritus divinos. Ella consultó a una de las chamanas de la isla, Yi Mansin, quien era la hermana de su suegra. Yi Mansin le anunció que estaba destinada a ser chamana.


  Fue el 10 de julio en el calendario lunar en 1964 cuando Maemuri Mansin recibió otro rito de iniciación bajo la guía de Yi Mansin. Maemuri Mansin recibió el espíritu del General Choe Yeong como una de sus deidades protectoras llamada momju (maestro de sangre). El General Choe fue un famoso general del siglo XIV quien luego de morir se convirtió en el Espíritu de la Montaña del Monte Guksubong en la provincia de Hwanghae. A través del segundo ritual de iniciación Maemuri Mansin se convirtió en la hija espiritual de Yi Mansin,a través de quien comenzó a aprender diferentes técnicas rituales y de representación al asistirla en diferentes rituales durante varios años.


  A diferencia de los chamanes que han tenido relaciones conyugales pobres con sus esposos debido a los celos con sus deidades guardianas, Maemuri Mansin mantuvo una relación conyugal satisfactoria con su esposo, afirmando que su esposo simpatizaba con su fe y que la apoyó durante toda su vida. Gracias a su esposo, un capitán de barco conocedor del mar, Maemuri Mansin adquirió rápidamente el conocimiento sobre la vida de los marineros y llevó a cabo muchos rituales y sesiones de espiritismo para los pescadores de la isla. Ella también poseía tal poder excepcional para predecir la fortuna de la gente y para curar las enfermedades de los clientes que se hizo famosa en toda la isla y en las islas vecinas.


  Cuando Maemuri Mansin tenía 38 años, su esposo fue reclutado como capitán de un barco de propiedad de una gran compañía pesquera y su familia se trasladó a Incheon. Los marineros y sus familias pronto descubrieron su excepcional habilidad y conocimiento ritual. Ella recuerda que con frecuencia estaba muy ocupada y no regresaba al hogar en varios días y se jacta de que tenía clientes no solo de Incheon sino también de Seúl y otras zonas. En la actualidad ella viaja a diferentes lugares en toda Corea con el fin de realizar rituales (ver Apéndice 1).


  Maemuri Mansin conoció a Kim Geum-hwa a mediados de los años 80. Kim Geum-hwa, una famosa chamana que recibió un premio en el XXV Concurso Nacional de Artes Escénicas Folclóricas en 1982, necesitaba una asistente que tuviera bastantes conocimientos de los rituales de pescadores; ella llamó a Maemuri Mansin para que la asistiera en la presentación de dichos rituales. Kim fue designada como boyuja (portadora) junto con Maemuri Mansin y otras como asistentes para el Patrimonio Cultural Intangible No. 82b (rituales comunes y de barcos de la costa occidental) en 1985. Debido a que Maemuri Mansin tiene más conocimiento y poder espiritual en los rituales de marineros que cualquier otra persona, ella juega el papel más importante en las representaciones públicas llevadas a cabo por la Sociedad para la Preservación del Ritual Comunitario de la Costa Occidental, compuesta por un grupo de chamanes y músicos que apoyan este patrimonio.


  La familia de Maemuri Mansin vive en un edificio de tres pisos en Sin-gichon. La casa de Maemuri no está marcada como la residencia de un chamán, como si lo están las otras casas de chamanes, en las cuales se cuelga de la puerta o la pared una bandera roja o blanca. El tercer piso, con una sala, una cocina y tres habitaciones, es la casa de la familia. El segundo piso tiene dos recintos que son rentados a otros. El primer piso es el dang (santuario) de Maemuri Mansin donde ella ve a sus clientes. Un altar está localizado a un lado del dang.


  En el dang de Maemuri Mansin el altar está ubicado contra la pared de frente a la entrada. Pinturas de deidades chamánicas están colgadas en las paredes y una plataforma cubierta con papel blanco se coloca en frente a estas. Un quemador de incienso, un par de velas, tazas con agua pura, varios vasos con diferentes tipos de vino, varias tazas con granos de arroz y diferentes ofrendas tales como pasteles de arroz, frutas, pescado seco y dulces se colocan sobre la plataforma. Instrumentos musicales, parafernalia chamánica y una caja que contiene ropa que usa el chamán durante el ritual se guardan bajo la plataforma, ocultos por adornos que van pegados del borde frontal.


  Maemuri Mansin ve a sus clientes en el dang, pero raras veces lleva a cabo un gut en él. Debido a que un gut se usan muchos ruidos percutivos, ella prefiere ir a un santuario distante para realizar el gut. El único ritual que llevó a cabo en su recinto durante mi trabajo de investigación fue el Kkotmaji gut, un ritual para sus propias deidades protectoras (ver Apéndice 1, no. 10). Ella normalmente alquila uno de los santuarios de montaña, que se conocen como gut dang, para llevar a cabo sus rituales.


  Maemuri Mansin prefiere un santuario en la Montaña Seonhak conocido como Seonhak dang (ver Apéndice 1, nos. 1, 5, 14, 20, 23), uno de los santuarios favoritos de los chamanes de Incheon. El dang tiene cuatro cuartos separados en donde los chamanes pueden llevar a cabo diferentes rituales simultáneamente. Un cuarto en el dang tiene una plataforma para ser utilizada como una mesa de ofrendas. Arriba de la mesa están pintadas varias deidades en la pared, aunque los chamanes generalmente traen sus propias pinturas que cuelgan en la pared para el ritual. En una esquina del santuario hay una pequeña pileta que simboliza el Mar del Dragón. Esta representa tanto el bien comunal como al Rey Dragón quien está a cargo del agua y quien se cree habita en él. En otra esquina hay un gran árbol llamado Seonang namu -la substitución de Seonang dang- del que se cuelgan trozos de tela de diferentes colores. El Seonang namu representa el árbol Cósmico que protege contra la penetración de espíritus malignos. Anteriormente cada aldea tenía un Seonang namu cerca a la entrada de la aldea en donde los aldeanos llevaban a cabo rituales comunitarios anuales. Hay también una plataforma de concreto sobre la cual los chamanes ejecutan la jakdu tagi (danza sobre el filo de un par de espadas afiladas).


  El dang está siempre ocupado; siempre que fui a ver el gut de Maemuri Mansin en ese lugar, al menos uno de los cuartos estaba ya ocupado. Cuesta alrededor de 200.000 won (aprox. U$180) por día alquilarlo. La propietaria del santuario prepara la comida para los chamanes y los clientes, además de otras tareas tales como la preparación de los jakdu. Ella renovó la edificación para estar acorde con los deseos de los chamanes; incluso instaló aire acondicionado en cada cuarto.


  Maemuri Mansin tiene un hijo y tres hijas. Ella vive con su hijo, el sr. Jeon, un trabajador de una compañía mediana de 38 años de edad. Aun cuando Maemuri Mansin es el sostén de su familia, su hijo ha sido ha sido el jefe de la casa desde cuando su esposo murió. Su nuera está a cargo de los asuntos de la casa. Su tres nietas van a una escuela elemental cercana y tienen buenas relaciones con sus amigos. Aunque usualmente hay prejuicios con la vida del chamán, y su familia podría sufrir a causa de la hostilidad y porque los vecinos podrían despreciarla, la familia de Maemuri Mansin disfruta de una agradable compañía de sus vecinos. Maemuri Mansin dice:


  A todos en el vecindario les agrado. Con frecuencia leo sus fortunas gratis. Soy una de las más ricas clientas porque compro más cosas -tales como pasteles de arroz, frutas y otros productos para los rituales- que cualquier otra persona en esta ciudad.


  Sus vecinos la visitan cada vez que tienen dificultades. Una chamana contemporánea no es despreciada en su vida normal.


  Maemuri Mansin tiene un hijo y dos hijas espirituales. Su hijo espiritual es un artista chamán que ha llevado a cabo rituales públicos desde hace varios años cuando ingresó a la universidad para estudiar teatro. Una de sus hijas espirituales se ha independizado de ella desde hace algún tiempo. Esta hija espiritual rara vez visita a su madre espiritual incluso en días especiales como su cumpleaños. La otra hija espiritual, Seonhi Mansin, ha vivido con Maemuri Mansin desde el momento de su ritual de iniciación.