MÚSICA

DANZA

TEATRO

PATRIMONIO

ENLACES

AUTOR

CONTACTO

La Música Ritual Chamánica en Corea

por Lee Yong-shik


Capítulo 3. Instrumentos e Intérpretes Rituales


3.5. Conclusión


  Ya que la esencia del chamanismo de Hwanghae recae en la música y la danza, especialmente en la música, el shamán preside el gut, dirigiendo el canto y la danza que es acompañada principalmente por instrumentos de percusión. Se usan básicamente dos instrumentos musicales durante un ritual: el janggu (tambor en forma de reloj de arena) y el jing (gong de metal). El tambor acompaña la canción del shamán y el gong se une a este para acompañar la danza del shamán. El primero proporciona un patrón rítmico preestablecido (jangdan) para el canto y la danza del shamán, mientras que el segundo realza los golpes principales del jangdan. El sonido combinado de los dos instrumentos producen una armonía entre la membrana y el metal y ese sonido representa simbólicamente la unión de la Tierra y el Cielo. Los jegeum (címbalos) también proporcionan un "ruido rítmico" (Needham 1972: 392) que juntos realzan y mantienen el trance del shamán. La chamana sacude el bang-ul (sonajero de campanas de metal) al tiempo que canta, con el fin de atraer la atención de las deidades. Para el caso de representaciones públicas al aire libre y para rituales a gran escala, se adicionan dos instrumentos melódicos junto a los instrumentos de percusión: el piri (aerófono cilíndrico de doble caña) y hojeok (aerófono cónico de doble caña). El primero acompaña la canción del shamán con un sonido suave, y el segundo, la danza del shamán con un sonido fuerte. Entre estos instrumentos sonoros, el janggu y el jing son los más importantes en la ejecución del ritual.


  Los chamanes de Hwanghae no son asignados a su profesión por nacimiento sino que logran el domino de las técnicas de ejecución a través del esfuerzo individual. En muchos casos, los chamanes reciben si ritual de iniciación en la adultez y por tanto no tienen mucho tiempo para aprender las destrezas musicales de un virtuoso. Para ellos(as), lo más importante son los textos de las canciones ya que deben invocar a deidades especificas usando canciones específicas en el orden correcto. Por tanto, los chamanes de Hwanghae por lo general invierten mucho tiempo aprendiendo los textos de las canciones.